• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Bolsas De Colores

Las bolsas  de colores son empleadas por establecimientos comerciales como elemento publicitario que distribuyen junto a las compras entre sus clientes y son también muy apreciadas como bolsas para regalos. Además, las bolsas de colores de plástico son básicas en la gestión de residuos.

Aplicaciones de las bolsas de colores

Las bolsas de colores de papel o plástico son distribuidas por comercios de todo el mundo entre sus clientes. Al ser bolsas de colores, son más atractivas y vistosas que las bolsas convencionales transparentes o blancas y es muy fácil personalizarlas, imprimiendo símbolos o logos corporativos.

Azul marino, azul cielo, verde manzana, naranja, rojo o chocolate son algunos de los colores más llamativos y utilizados por establecimientos comerciales. Se trata, en la mayor parte de los casos, de colores brillantes para destacar aún más.

Estas bolsas de colores han sido tradicionalmente fabricadas en plástico pero, en los últimos tiempos han ido ganando terreno las bolsas de papel, así como las bolsas de plástico y las bolsas biodegradables.

Otra de las aplicaciones más comunes de las bolsas de colores es para regalos. Las bolsas de celofán de colores constituyen un envoltorio delicado y bonito, que llama la atención inmediatamente del receptor. Entre las bolsas de colores de regalo, las bolsas color azul turquesa, bolsas color lila, bolsas color naranja y bolsas color fucsia son las más vendidas. Estas bolsas también pueden encontrarse como bolsas para tiendas y bolsas de basura.

En cuanto al tipo, puedes encontrar bolsas saco, bolsas tipo camiseta y bolsas papel kraft haciendo clic en los enlaces. 

Bolsas de basura de colores

Un ámbito en el que se han instaurado de forma definitiva las bolsas de colores es en la gestión de residuos. El sistema de reciclaje ha impuesto un código de colores específico para ayudar al sostenimiento del medioambiente.

En este sistema de reciclaje, las bolsas de colores azules corresponden a los residuos de papel y cartón, como periódicos, revistas, folletos publicitarios o papeles de envolver.

En las bolsas de colores amarillas deben ser depositados productos fabricados con plásticos como latas, botellas u otras bolsas, así como latas de conservas y refrescos.

En las bolsas de colores verdes han de retirarse los vidrios, sin incluir tapones de corcho, metales o papel que puedan incorporar estos envases.

Por último, en las bolsas de colores rojas, las menos utilizadas, deben ser almacenadas los desechos contaminantes como baterías, pilas, insecticidas o aerosoles. Estas bolsas de colores han de ser retiradas en contenedores especiales  o puntos limpios. A pesar de ser las bolsas de colores para basura menos empleadas, el papel que desempeñan en evitar la contaminación medioambiental resulta fundamental.