• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Mesas

Si necesitas mesas para la oficina o la escuela,esta es tu sección. Aquí encontrarás todos los tipos que te puedas imaginar. Consigue los mejores precios y no pagues gastos de envío.

Puede que también te interese

  • Cintas de carrocero: la cinta de carrocero es el aliado más fiel del pintor. En esta web puedes conocer todos los tipos y sus propiedades. ¡No te lo pierdas!
  • Agendas anuales: este rincón de las agendas proporciona una amplia selección de modelos para todas las necesidades. ¡Ya puedes encontrar las del 2018!
  • Cuadernos tapa dura: Si sueles romper la pasta de tus cuadernos es que no son lo suficientemente duras. Las de este enlace permanecerán durante años como el primer día.
  • Bolígrafos para zurdos: esta web también piensa en las personas zurdas, tanto en adulto como en jóvenes. Si pinchas en el enlace vas a descubrir su catálogo de bolis, pero también otros modelos que también pueden interesarte.
  • Rotuladores para pizarra: las pizarras blancas y negras ya no requieren tiza, para eso surgieron este tipo de rotuladores que facilitan la escritura en estos soportes.

Las mesas son muebles que están presentes en todas las facetas de nuestras vidas. En los salones, habitaciones y cocinas de los hogares, en oficinas y todo tipo de empresas, en tiendas y almacenes… las mesas son extremadamente útiles y un elemento de decoración muy apreciado. La madera es el principal componente de las mesas pero también hay mesas de plástico, vidrio, metal…

En las mesas se realizan una gran variedad de tareas cotidianas, que están relacionadas con el lugar que ocupan en una casa, oficina, almacén o tienda. En comedores y cocinas las mesas son muebles en los que se desayuna, come y cena. En oficinas y despachos, las mesas son indispensables para escribir, trabajar, realizar manualidades y estudiar.

Hay mesas de interior y exterior y la mayor parte cuentan con cuatro patas, pues es la estructura que asegura mayor estabilidad. Su forma es, generalmente, cuadrada, redonda o rectangular aunque también hay mesas triangulares y con formas más atrevidas (pero también menos funcionales).

La madera es el principal material con el que se fabrican las mesas tradicionalmente aunque, en la actualidad, existen también mesas baratas de plástico y mesas fabricadas con otros materiales como vidrio o metal.

Las mesas no entienden de edad ni de extracción social: son utilizadas por personas de cualquier sexo, raza, religión, edad o extracción social de todo el mundo. Sin lugar a dudas, junto a las sillas, constituyen el mueble más popular y utilizado en el planeta.

Tipos de mesas

Dada la generalización de su uso, existen también muchos tipos de mesas con diferentes usos:

  • Mesas plegables. Es habitual encontrarlas en terrazas y jardines y suelen ser bastante ligeras, para favorecer su desplazamiento.
  • Mesas auxiliares. Son de pequeñas dimensiones. Sirven de apoyo a las mesas principales, colocando en ellas objetos de forma temporal. Son muy empleadas en eventos o celebraciones cuando es necesario más espacio.
  • Mesas de ordenador. Son empleadas tanto por estudiantes como por trabajadores. En las oficinas, son un complemento fundamental para las tareas de todos los profesionales. Suelen contar con bandeja extraíble para colocar el teclado del PC.
  • Mesas de oficina. Suelen ser mesas de gran tamaño, fabricadas en madera para un uso intensivo. Tienen, por lo general, cajones y es recomendable colocarlas en lugares bien iluminados pues en ellas pasará el trabajador muchas horas al día.
  • Mesas de estudio. Con frecuencia, las adquieren los padres para que sus hijos tengan un espacio adecuado para hacer los deberes en casa. Hay mesas de estudio infantiles y juveniles y son de menor tamaño que las mesas de oficina.
  • Pupitres. Son las mesas que utilizan los alumnos en el colegio o universidad. Incluyen cajoneras para guardar los libros.
  • Mesas redondas. En banquetes y reuniones constituye un tipo de mesa muy apropiado pues todos los invitados se ven las caras y ninguno destaca por encima del otro, todos tienen el mismo rango a lo largo de la mesa.
  • Mesas cuadradas. Las mesas de los restaurantes acostumbran a ser cuadradas. Para cenas en pareja, donde se busca la intimidad, son ideales. Pero no son apropiadas para grandes grupos. Son también indicadas para colocar objetos de pequeño tamaño.
  • Mesas de juego. Son las empleadas para juegos de mesa e incluyen tapete para jugar a las cartas.
  • Mesillas. También conocidas como mesas de luz o veladores pues son los muebles de pequeño tamaño que se sitúan al lado de las camas, en las habitaciones.
  • Mostradores. Son mesas alargadas en establecimientos comerciales, donde se muestran los productos a vender.
  • Mesas mueble. Son mesas de gran tamaño que constituyen un elemento de decoración en comedores o salones.

El origen de la mesa

Las mesas son muebles muy antiguos: sus orígenes se remontan a las primeras civilizaciones. Los egipcios empleaban mesas primitivas en forma de tijera con pies cruzados o articulados con remates muy recargados: en forma de garra de tigre o pezuña de rumiante. Eran mesas utilizadas para realizar sacrificios y determinadas ofrendas a los dioses. Este uso pasó también a griegos y romanos, quienes empleaban, particularmente, mesas con forma de trípode.

Ya en la Edad Media, eran utilizadas de forma habitual en comedores y salones. En esta época eran muebles desmontables de gran tamaño, fabricados en robusta madera.

En el Renacimiento las mesas empezaron a ser fijas y muchas eran fabricadas en mármol, sostenidas en dos pedestales. Las mesas con patas comenzaron a popularizarse en Italia, en el siglo XIV. Las mesas del Renacimiento se caracterizaban por ser muy recargadas, adornadas con incrustaciones y patas labradas.

En Inglaterra, en el siglo XVII, las mesas experimentaron una clara transformación pues se convirtieron en más ligeras y surgió la primera mesa plegable. En Francia, el bureau o mesa de escritorio pasó a ser un elemento de decoración lujoso y obligado para las familias más pudientes.