• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Pupitres

El pupitre es la clase de mesa utilizada en las escuelas por los alumnos para escribir y hacer todas las tareas. Suelen ser fabricados con madera y, tradicionalmente, tenían una tapa que se abría para guardar los libros y apuntes.

Pupitres para todas las necesidades

El pupitre infantil es un “clásico” que sigue siendo utilizado en las escuelas por parte de los alumnos. Sin embargo, sus diseños han cambiado y se han estilizado, en muchos casos, respecto al pupitre tradicional.

El pupitre de madera clásico contaba con tapa y una cajonera y, hace siglos, no era individual sino grupal. Es decir, una mesa alargada que ocupaba toda una fila formaba el pupitre y los niños no disponían de libertad de movimientos ni de separación entre ellos.

Una de las características diferenciadoras de los pupitres individuales es su pequeño tamaño y ligereza. Ello es así para que los propios alumnos puedan desplazarlos, si fuera necesario. En exámenes o trabajos de grupo es habitual que los profesores decidan cambiar la configuración física de la clase y los pupitres necesiten ser movidos.

Otra de las características del pupitre es que facilita la labor pedagógica, pues el alumno dispone de un espacio individual y diferenciado donde trabajar, y de cierta comodidad. Además, frente a los pupitres grupales, el pupitre individual es mucho más higiénico y fácil de limpiar.

En lo que respecta al precio de los pupitres, es muy diverso e influye si se trata únicamente de pupitres de madera o de pupitres con componentes de metal así como el tipo de madera empleada para su fabricación. Los pupitres pueden adquirirse por parte de escuelas al por mayor pero también pueden ser adquiridos por usuarios particulares para sus hijos, a precios bastante razonables.

Los orígenes de los pupitres

Los primeros pupitres escolares individuales fueron utilizados por primera vez en España a finales del siglo XIX. Como parte de un proceso de renovación mucho más amplio, las escuelas comenzaron a adquirir pupitres de madera tanto de dos como de una plaza. Los primeros pupitres eran muy rudimentarios  y constaban tan solo del tablero de madera y las patas, sin cajones ni tapas.

Los materiales utilizados para los pupitres, con la llegada del siglo XX, comenzaron a ser más resistentes y duraderos. Empezaron a prodigarse por las escuelas pupitres con asientos corridos, cajones, tableros abatibles o estantes corredizos.

Afortunadamente, la evolución en diseños y formas de los pupitres ha ido encaminada a mejorar su comodidad y resistencia. 

Subscribe to our newsletter !