• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Sobres negros

Los sobres negros son sinónimo de elegancia y clasicismo. Utilizar sobres negros para invitaciones de boda o eventos especiales es una tendencia en alza para romper con el blanco dominante y diferenciarse del resto.

Historia del color negro

La utilización del color negro como sinónimo de elegancia y clasicismo no es nueva. Los sobres negros tienen un extenso precedente en prendas de vestir y al negro le acompaña desde sus orígenes una compleja simbología.

El color negro no es uno de los tres primarios (rojo, verde y azul) y es la antítesis del blanco. El color negro se corresponde con la total ausencia lumínica en el espectro visible.

La simbología del color negro es muy rica y su historia y utilización por la Humanidad, también. En la Edad Media,  el color negro se convirtió en el color de moda de los nobles, lo que le otorgó un gran valor y un evidente status social. Sin embargo, la religión cristiana confirió desde sus inicios al color negro una connotación negativa, que no existía para la civilización egipcia, que asociaba el negro a fertilidad y era símbolo de resurrección en ritos funerarios.

Para griegos y romanos, el negro era también un color nefasto, pues lo relacionaban con la muerte. En la sociedad romana, el negro era también el color de una determinada clase social: los artesanos.

La negatividad imprimida por la religión cristiana al negro tenía su razón de ser en la contraposición al blanco, que era el color de la luz y el color mediante el que se manifestaba Dios.

Pero con el paso del tiempo, el negro empezó a perder su condición maldita y comenzó a ser asumido por muchas sociedades. Al final de la Edad Media, el negro se convirtió en un color respetado pues empezó a ser vinculado a la sobriedad y la renuncia de los excesos en las apariencias.

Unos siglos más tarde, en el XV, el negro se convirtió en el símbolo representativo de la Reforma comandada por Lutero, que rechazaba los colores vivos y la ostentación.

Y a la generalización del uso del color negro contribuyó poderosamente, en el siglo XVIII, los avances en la obtención de tintes negros, que ya proporcionaban más de cuarenta tonos diferentes de este color.

Un siglo después, el Romanticismo se apropiaría del negro como su color más representativo: el artista romántico era siempre representado con un atuendo negro que encajaba perfectamente con su talante melancólico.

Y llegaría el siglo XX, en el que el negro se convirtió en un emblema de moda, defendido por los grandes diseñadores como el color más elegante y clásico. La diseñadora Coco Chanel fue una de las grandes adalides del negro, creando incluso un vestido negro corto de mujer para todos los eventos formales.

La elegancia de los sobres negros

Así pues, la simbología del color negro en nuestra sociedad es muy rica y es capaz de representar muchos conceptos, algunos de ellos contrapuestos. El color que utilizamos actualmente en los sobres negros ha sido vinculado tradicionalmente a la muerte, el misterio, la sensualidad o la violencia. La sensualidad y el misterio van intrínsecamente unidos aquí. Además, la soledad, austeridad o vida interior son otros conceptos relacionados con el negro.

Las connotaciones negativas del negro lo asocian a la mala suerte, la magia negra y la muerte aunque en la edad moderna son matices que, afortunadamente, el color negro ha ido perdiendo en su mayor parte. No obstante, las connotaciones que a nosotros nos interesan están vinculadas a la elegancia y clasicismo. Si eliges sobres negros para tus invitaciones lo que estás tratando de transmitir es elegancia, clasicismo y cierto conservadurismo formal. El sobre negro comunica también personalidad, al ser considerado un color fuerte. Implica individualismo y carácter, ayudando de este modo a diferenciarse del resto.

Si tu boda o evento es de etiqueta, puede que seleccionar un sobre negro para las invitaciones sea una elección extremadamente apropiada y aceptada con entusiasmo por muchos de tus invitados. Con el sobre negro te distinguirás, transmitirás sobriedad y estilo y, con mucha probabilidad, acertarás.

¿Qué sobres negros son más utilizados?

Los sobres negros para hojas A5 y A6 se encuentran entre los preferidos para invitaciones de boda. Los sobres negros pequeños son los predilectos pues su tamaño encaja perfectamente con la elegancia y contención que se busca en el envío.

Los sobres negros con forro dorado también son muy utilizados, así como los sobres reciclados, respetuosos con el medioambiente. En cuanto al material del que están elaborados, el papel de alta calidad de, aproximadamente, 120 gramos de peso, es una de las opciones más habituales.

Otra tendencia que está cobrando fuerza en los últimos años es emplear sobres negros para tarjetas de felicitación, preferiblemente con cierre autoadhesivo. Se trata de sobres negros de felicitación que llaman la atención del destinatario de modo inmediato. 

También te pueden interesar...

  • Sobres extra blancos: funcionales, versátiles y los de mejor precio.
  • Sobres colores: elige el tono que desees y sorprende a tu destinatario con una presentación original.
  • Sobres kraft: resistentes y aptos para cualquier tipo de envío: desde cartas personales a correspondencia profesional.