• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Temperas La Pajarita

La témpera líquida La Pajarita está fabricada con materiales no tóxicos, se lava fácilmente y tiene un gran poder cubriente. Los niños que realicen manualidades con las témperas La Pajarita obtendrán muchas horas de diversión y quedarán fascinados con sus brillantes colores.

Tipos de témperas La Pajarita

Una de las principales características que definen a las témperas La Pajarita son sus vivos colores, muy cubrientes. Estas pinturas La Pajarita están especialmente diseñadas para uso escolar. Se trata de témpera líquida, elaborada con materiales no tóxicos y que no contiene alérgenos, para ser empleada de forma segura por niños de todas las edades.

Además, esta pintura al agua es muy fácil de lavar, únicamente empleando agua y jabón. Para aplicar con mayor facilidad las témperas La Pajarita es recomendable utilizar un pincel, brocha, rodillo, pistola o aerógrafo.

La pintura acrílica La Pajarita puede ser utilizada sobre gran diversidad de superficies como papel, cartulina, madera o cartón. Y, entre los productos más vendidos de esta marca española, destaca de forma clara la pintura satinada La Pajarita.

El tiempo de secado aproximado de esta clase de témperas es de unos 20 ó 30 minutos.  Para limpiar las manchas, el fabricante recomienda enjuagar la prenda únicamente con agua, frotar a continuación la mancha con agua y jabón y, por último, meter la prenda en la lavadora.

Si deseas comprar témperas La Pajarita, sólo tienes que visitar nuestra tienda online, donde encontrarás un kit de 6 colores (blanco, amarillo, rojo, verde, blanco, azul y negro) en envase de 25 ml.

El origen de La Pajarita

La Pajarita es una compañía española que fue fundada en los años 20 del siglo pasado por Carlos Grollo Aloy. Este inventor y comercial valenciano creó la primera pintura plástica al agua en Europa en 1954. Tal fue la popularidad de la nueva compañía que incluso artistas de la talla de Dalí y Miró empezaron a utilizar en sus obras esta pintura plástica en tubo.

Con los años 60, la empresa vivió una clara expansión, ampliando su cartera de productos, empezando a fabricar pinturas industriales.  Y, con la llegada de los años 70, La Pajarita comenzó a comercializar envases de pequeño tamaño para uso doméstico, de 75 ml. Con envases aún más reducidos (35 ml) La Pajarita se convirtió en un aliado fundamental de los niños en la escuela.

Pero no fue hasta la llegada del siglo XXI cuando La Pajarita empezó a fabricar su témpera líquida, que en los últimos años se ha convertido en uno de sus productos estrella y en un material de referencia para muchas manualidades.