• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Cinta americana

La cinta americana es una de las cintas adhesivas más populares que existen pues cada día es utilizada por millones de personas en todo el mundo para sus reparaciones y fijaciones. La versatilidad y seguridad son las principales características que definen a la cinta americana.

Descubriendo la cinta americana...

La cinta americana es una cinta adhesiva de una cara que contiene una malla de fibras naturales o sintéticas similar a una venda a modo de refuerzo. Es uno de los tipos de cintas adhesivas más comunes empleada en hogares, oficinas e industria.

La cinta americana no comenzó siendo un complemento doméstico o profesional sino una herramienta de guerra. En 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, una división de la empresa Johnson & Johnson diseñó un tipo nuevo de cinta adhesiva para proteger a la munición de la humedad. El primer nombre que recibió fue “Duck Tape” por su resistencia al agua. Y pronto descubrieron que los usos de la nueva cinta adhesiva podían ser mucho más variados, como en la reparación del equipo militar.

La popularidad doméstica de la cinta americana surgiría sólo poco después: en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, en Estados Unidos, esta cinta empezó a utilizarse en la reparación y reforzamiento de los conductos de calefacción y aire acondicionado.

La cinta americana se puede rasgar fácilmente con las manos pero, una vez aplicada, es muy fuerte y resistente. Se calcula que una cinta americana tipo puede resistir alrededor de 30 kg de fuerza. Además, puede resistir temperaturas extremas, es muy sencilla de usar y de fácil desbobinado.

La cinta americana está formada por tres capas: la primera es de polietileno, la segunda es la malla y la tercera lleva el adhesivo.

El lado adhesivo de la cinta americana es de color blanco y su lado normalmente es de color gris metálico. Hay también cinta americana negra, azul o marrón para reparaciones y para fijar materiales como tuberías, así como cinta americana de camuflaje, muy útil para aplicaciones de pesca, caza o camping.

Por otra parte, la cinta americana suele contener rollos más anchos que el resto de cintas adhesivas.

La cinta adhesiva puede fijar con gran fuerza todo tipo de superficies y este es otro de los principales motivos que han extendido su uso en todo el planeta y por el que ha recibido popularmente el sobrenombre de “la cinta de los mil usos”.

 Algunos de los muchos usos de la cinta americana

La fama de la cinta americana es tal que sus usos se han multiplicado de forma indescriptible. La cinta americana se ha utilizado tradicionalmente de forma profesional en empalmes, uniones y reparaciones, empaquetado, refuerzo de instalaciones, sellado de conductos y codificación. Pero en el hogar sus aplicaciones se han extendido casi hasta el infinito. He aquí una muestra de estas aplicaciones (y algunas son tan originales que nunca las habrías imaginado):

  • Vendaje de urgencia. Hasta conseguir la ayuda sanitaria necesaria, la cinta americana puede ejercer de vendaje de emergencia si no disponemos de otro instrumental médico.
  • Atrapa moscas. En casas de verano, en el campo, la cinta americana puede ser muy útil como atrapa moscas. Los atrapa moscas se basan en el mismo principio y con tiras de cinta americana colgadas del techo las moscas se quedarán pegadas sin escapatoria.
  • Reparación de mangueras o teléfonos de la ducha. Las mangueras o teléfonos de la ducha son algunos de los muchos objetos que pueden repararse con cinta americana, sin fugas.
  • Reparar llantas de automóvil, moto o bicicleta. Se trata únicamente de una reparación provisional para una situación de emergencia para poder conducir unos pocos metros o kilómetros hasta lograr ayuda profesional.
  • Marcar equipaje. La cinta americana de colores puede servir para marcar tus maletas y reconocerlas en cualquier situación. ¡Así evitarás equívocos y coger la maleta errónea!
  • Empaquetar regalos. Otro uso doméstico de la cinta americana que se ha ido haciendo más popular en los últimos años.
  • Hacer una camilla de emergencia. Con un rollo de cinta americana, dos varillas largas y sólo un poco de habilidad podrás hacer una camilla de emergencia muy resistente.
  • Proteger el suelo de rayones. Puedes forrar las puntas de las sillas de cinta americana para evitar los antiestéticos rayones producidos en suelos de madera.
  •  Reparar una tienda de campaña. Con únicamente un pequeño trozo de cinta americana será suficiente para reparar cualquier rasgón en tu tienda de campaña.
  • Reparar tus botas camperas.  Si en una excursión campestre tus botas son dañadas o la suela rota, la cinta americana te permitirá seguir caminando y no sufrir heridas y evitar que entre el agua hasta tus pies. Aunque la cinta americana no es impermeable, recuerda que sí es resistente al agua.
  • Reforzar libros.  La cinta americana también se usa de forma casera para reforzar libros que están muy desgastados, reparando tapas o pastas.
  • Sostener un faro del coche. Con la cinta americana podrás sujetar cualquiera de las luces de tu coche que se haya desprendido en un accidente hasta que llegues al taller de reparaciones.

¿Dónde comprar cinta americana?

Si buscas una cinta americana de marca, como la cinta americana 3M o la cinta americana Tesa, sólo tienes que visitar nuestra tienda online para encontrarla. La mejor cinta americana la puedes adquirir aquí para cualquier uso. Te será muy sencillo encontrar la cinta americana barata que estás buscando pues aquí tenemos cintas adhesivas para todas las necesidades