• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Etiqueta Precio

Las etiquetas para precios son universales e indispensables en cualquier establecimiento comercial. Incluir el precio mediante estas etiquetas en los productos es una obligación imprescindible para el vendedor y el acierto en la elección de dichas etiquetas desembocará en mayores ventas.

Características de las etiquetas precios

Las etiquetas para precios informan al cliente del valor de mercado de cualquier tipo de producto: todos los sectores, establecimientos y productos necesitan contar con estas etiquetas de precios para ser vendidos.

Las etiquetas blancas son las etiquetas para precios más clásicas, se trata de etiquetas para precios fáciles de imprimir que pueden ser adquiridas en paquetes con un número elevado de unidades.

Las etiquetas con precios, en épocas de rebajas y en saldos, deben incluir el precio que tenía el producto antes de la rebaja y el precio actual.

Crear etiquetas de precio para ropa en cantidades elevadas y de forma muy rápida es sencillo,  incluso desde el mismo punto de venta, con la ayuda de impresoras o etiquetadoras portátiles. Permiten fabricar más de 50 etiquetas por minuto de media, lo que es especialmente útil en supermercados y grandes superficies.

Las etiquetas de precios para tiendas pueden presentarse en mil y una formas y dimensiones. La atención del cliente puede suscitarse con diseños y colores llamativos o formas más sobrias y minimalistas. Etiquetas para precios con forma de nube, estrella, bocadillo de viñeta, rectangulares, cuadradas, en forma de lanza conviven con otras etiquetas de precios en forma de pergamino, redondas o en rombo.  Toda forma vale si el precio está bien visible y la etiqueta y su producto no pasan desapercibidos para el posible cliente.

Y, entre las etiquetas de precios, no podemos olvidar las etiquetas para precios personalizadas. Pueden ser etiquetas con logos distintivos de marcas o comercios o etiquetas con dibujos y textos singulares.

En lo que respecta a los materiales, las etiquetas de precios para imprimir se fabrican en papel y hay etiquetas para precios autoadhesivas que se pegan a superficies plásticas para asegurar una mayor duración y resistencia al paso del tiempo.

¿Cómo hacer etiquetas para precios?

Si lo que buscas es crear etiquetas personalizadas de precios para tu pequeño comercio, hay unos pasos que debes seguir:

  • Lo primero que debes hacer es elegir y configurar en la impresora el tipo de etiqueta y de papel a emplear. Aunque hay etiquetas compatibles con las principales tecnologías de impresión, es importante saber las características del papel que vamos a emplear y si la impresora es la adecuada.
  • Utilización de código de barras. Un elemento habitual en las etiquetas para precios es el código de barras. Debes elegir entre un código de barras privado sólo para tu tienda o un código de barras de uso público. El código de barras privado sólo tiene sentido para tu negocio. El código de barras público hace referencia a códigos universales, adaptados para usar en diferentes zonas del mundo. En este caso, posiblemente te interese usar sólo un código de barras privado. El código de barras es, en la actualidad, un elemento básico en las tiendas tanto para inventario como para almacenaje y para localizar productos. El código de barras es ya un elemento más de las etiquetas para precios.
  • Definir el texto. Ahora ha llegado el momento de que definas qué texto quieres incluir en tu etiqueta para precios. Debe ser breve y claro. Puede hacer referencia al tipo de artículo o a su valor económico. Por ejemplo, si se trata de un producto en descuento puede incluir la palabra “Rebajado” o “gran descuento”. Y también puede aludir al tiempo que queda para que finalice esa oferta económica: “últimos días”.
  • Recuerda que al crear el texto y configurarlo debes prestar mucha atención a la fuente y color utilizada en la etiqueta de precios, así como el mensaje transmitido. La etiqueta para precios puede ser una magnífica tarjeta de presentación si está bien diseñada y ejecutada.
  • Agregar imágenes. Para hacer aún más atractiva la etiqueta, no está de más que añadas una imagen que represente al artículo. Lo mejor es emplear una imagen tipo que represente a la familia de este tipo de artículos.
  • El logo de la tienda o marca del producto. La etiqueta de precios puede incorporar ambos elementos diferenciadores. El logo de la tienda, que además será un importante elemento de diferenciación, y la marca a la que pertenece el artículo, si es una marca reconocida y consideras que promocionarla supone un valor añadido para el servicio que prestas.
  • Por último, la etiqueta para precios puede también estar vinculada a datos. Esto quiere decir que utilizaremos información almacenada en una base de datos externa, como puede ser Excel, para fabricar nuevas etiquetas seriadas. El archivo de Excel también servirá como fuente adicional de información en relación al stock disponible, productos en almacén,  artículos vendidos y cantidad recibida de cada artículo. Las etiquetas vinculadas a datos son muy prácticas para tener un mayor control de los productos existentes en la tienda y los productos vendidos.