• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Etiquetas Para Botellas

Sin las etiquetas para botellas, todas las botellas serían similares y no destacaría ninguna sobre el resto. Para marcas de vino, agua o cerveza las etiquetas para botellas desempeñan un papel fundamental de diferenciación e información.

¿Cuándo utilizar etiquetas para botellas?

Diferenciación, identificación, relevancia, reputación y originalidad. Todo ello se puede conseguir con las etiquetas para botellas. Etiquetas para botellas de vino, etiquetas para botellas de agua, etiquetas para frascos…. Sirven tanto para diferenciar como para informar sobre el producto

En los últimos tiempos las etiquetas para botellas han evolucionado hasta ser cada vez más originales y variadas. En un mercado muy competitivo las etiquetas para botellas de agua, etiquetas para botellas de cerveza y botellas de vino sirven para destacar al producto sobre la competencia y generar reputación de marca. También hay etiquetas para otro tipo de frascos pero las mencionadas anteriormente son las que han alcanzado mayor grado de calidad y sofisticación.

Las etiquetas para botellas personalizadas pueden ser diseñadas por el propio fabricante o por usuarios que deseen individualizar las botellas que servirán en celebraciones.

Las celebraciones más comunes en las que son empleadas etiquetas para botellas personalizadas por usuarios son bodas, comuniones y bautizos. Estas etiquetas suelen incorporan el nombre de los novios u homenajeados, la fecha de enlace o cumpleaños y dibujos alusivos de gusto del creador.

Hay etiquetas para botellas de vino con grabados de madera, etiquetas para botellas de agua, vino o cerveza con fotos de los homenajeados, etiquetas para botellas con motivos marinos, fuegos artificiales, dibujos de flores, globos, animales o diversos símbolos.

Las etiquetas para botellas suelen ser etiquetas autoadhesivas que se pegan sobre el producto. Estas etiquetas se pegan muy rápidamente y de forma segura. El material con el que son fabricadas es papel, aunque su densidad y calidad varía mucho entre etiquetas para botellas de uso industrial y personalizadas por usuarios para fiestas particulares.

Etiquetas para botellas de vino

Cualquier bodega que se precie y que busque una proyección nacional o internacional cuenta con etiquetas personalizadas con el logo de la empresa y con colores y diseños corporativos. Estas etiquetas para botellas de vino son símbolo de distinción y están diseñadas para ser reconocidas rápidamente por el consumidor. Hay bodegas con mucha historia que conservan el mismo diseño para sus etiquetas desde hace décadas y que son instantáneamente reconocidas por el público. Hay otras bodegas de  reciente creación que necesitan experimentar más con formas y colores para llamar la atención de los consumidores: utilizan formas irregulares, colores llamativos, dibujos originales y otros diseños para destacar sobre el resto.

 Ejemplos de etiquetas para botellas de vino más sobrias y conservadoras son las que llevan algunos vinos de La Rioja, Jerez y la Ribera del Duero. Son vinos muy conocidos por el gran público.

La información que incluyen, por lo general, las etiquetas para botellas de vino es:

  • Nombre de la bodega. El nombre de la bodega sirve para saber la procedencia del vino;
  • Marca del vino;
  • Variedad de uva con la que está elaborado;
  • Grado alcohólico. Se expresa en porcentaje de alcohol en relación al total del líquido. 11 y 13 es la graduación de vino más común;
  • Capacidad de la botella o la cantidad de vino que contiene en centilitros;
  • Nombre del envasador. Puede ser el mismo que el bodeguero o diferente;
  • Sistema de criaderas y soleras. Se refiere al tipo de envejecimiento del vino, al período de tiempo al que se somete al vino para que madure y evolucione. Puede ser solera, crianza, reserva, gran reserva, joven… a modo de ejemplo, los vinos de crianza maduran durante dos años, de los cuales, al menos seis meses deben permanecer en barrica. Sin embargo, los vinos gran reserva necesitan un tiempo de maduración mucho mayor: 5 años y alrededor de 18 meses en barrica.
  • Denominación de origen. Información obligatoria, que incluye número de botella. Cada bodega tiene un número máximo de botellas permitidas para su comercialización;
  • Añada del vino. Se refiere al año de la cosecha de la uva, dato fundamental para el desarrollo posterior del vino. Las circunstancias climatológicas que sufre la vid son, posteriormente, determinantes para la calidad del vino.
  • Registros de Sanidad: información sobre la salubridad y seguridad del producto;

La mayoría de las botellas de vino suelen incluir también una contraetiqueta. Su tamaño es mucho mayor que el de la etiqueta para botella de vino principal, y su forma suele ser cuadrada o rectangular. Este tipo de etiqueta para botellas de vino incluye información sobre la historia de la bodega, el logotipo de la denominación de origen o datos de la cata. La historia de la bodega debe estar muy extractada, ocupando sólo unas pocas líneas, a modo de hitos históricos. Ni el tamaño del envase ni la retentiva del consumidor permitiría una información de mucho mayor tamaño.