• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Etiquetas Para Cables

Ordenadores y todo tipo de dispositivos electrónicos pueblan oficinas y hogares. En ocasiones, ello implica un auténtico caos de organización y de cables. Para identificar y organizar dichos cables existen las etiquetas para cables.

¿Qué son las etiquetas para cables?

Las etiquetas para cables de red son muy útiles pues permiten identificar y organizar cables de red de forma rápida y sencilla. Con este tipo de etiquetas es posible acabar con el caos organizativo de muchos hogares y oficinas, donde los cables se cruzan y entremezclan en una inacabable amalgama y, a la hora de enchufar o desenchufar, es imposible distinguir unos de otros.

Ordenadores de sobremesa o portátiles son los dispositivos más fáciles de encontrar desorganizados para identificar con etiquetas para cables pero también existen otros dispositivos que pueden estar mezclados y desordenados como televisiones, pantallas, micrófonos, proyectores, decodificadores, unidades de Wi Fi, etc. Este tipo de cables eléctricos, al estar mezclados, ofrecen un aspecto de abandono y desorganizado en oficinas, hogares o comercios y pueden dificultar el trabajo.

Así, las etiquetas para cables pueden representar también una valiosa ayuda para optimizar el trabajo y evitar pérdidas de tiempo productivo. En las oficinas, por ejemplo, es sorprendente comprobar cómo muchas horas de trabajo se pierden en operaciones rutinarias o de mantenimiento que no forman parte del objetivo laboral principal. Son operaciones que afectan seriamente a la rentabilidad y al desempeño de tareas cruciales que pueden ser evitadas con una planificación y recursos adecuados. Recursos tan sencillos como, en este caso, la utilización de etiquetas para cables.

En lo que respecta a los materiales con los que son fabricadas este tipo de etiquetas, es el plástico la materia prima y, en particular, el poliéster el tipo de plástico más utilizado. El poliéster es una fibra sintética muy resistente, imposible de arrugar que aquí sirve para obtener etiquetas muy duraderas, casi imposibles de quebrar o de dañar.

Modelos de etiquetas para cables

Avery comercializa etiquetas sujetacables perfectas para localizar rápidamente y clasificar el entramado de cables en hogares y oficinas. Son etiquetas para cables de 60 x 40/45 x 40 mm ó 110 x 49/90 x 49 mm. Cada caja incluye 200 ó 480 etiquetas.

Apli también vende etiquetas para cables, pero con franjas de colores. Sus medidas son 19.1 x 48.8 mm y se venden en cajas de 120 etiquetas. Su forma es rectangular y el tipo de adhesivo que utilizan es permanente, resistente al polvo y a temperaturas altas. El tamaño de las hojas es A5. Son etiquetas de poliéster transparente con franjas de color amarillo, azul y blanco, muy prácticas para facilitar la organización. Estas franjas se encuentran en la parte superior de la etiqueta.

Por otra parte, la marca Ruco comercializa etiquetas para cables de plástico aseguradas con cierre de clip. Estas etiquetas para cables se comercializan en cajas de 20 unidades.

Y Brady España vende etiquetas para cables autolaminadas, especialmente indicadas para identificar cables de cobre. Estas etiquetas no dañan los cables de fibra óptica al ser desprendidas. En ningún caso interfieren con su capacidad de transferencia de datos.

Consejos para organizar los tipos de cables

Los tipos de cables para los que está indicado el uso de las etiquetas para cables son muy variados y se encuentran habitualmente en nuestros hogares u oficinas.

Antes de empezar a organizar dichos cables deberemos saber cómo queremos hacerlo: la planificación será fundamental.

Las etiquetas para cables con franjas de colores tienen una gran utilidad en esta operación pues nos permitirán clasificar los tipos de cables por colores y así reconocerlos instantáneamente. Asignar los colores amarillo, azul y blanco a un tipo de cable diferente (ordenador, HDMI, USB…) será una medida extremadamente útil y nos facilitará mucho el trabajo en el futuro.

Para tener organizados y limpios los escritorios es aconsejable dejar sobre la mesa sólo los que realmente se necesitan y el resto desplazarlos a otra ubicación.

Para agrupar los cables con las etiquetas para cables es recomendable, en primer lugar, desenredarlos todos. Para agruparlos es una buena medida juntar los cables que van del monitor y ordenador a la regleta de corriente. Otros grupos pueden estar formados por los cables USB, Ethernet y HDMI.

Separar cables que transmiten señal de los que llevan corriente eléctrica es una buena medida para evitar reducciones en la calidad de sonido, pérdidas de velocidad de conexión o imagen o interferencias.

Las etiquetas para cables, además de para agruparlos y clasificarlos, pueden servir también para recoger y sujetar el sobrante de cable, que no tiene para nosotros utilidad.

Además, identificar los cables en los extremos, donde se encuentra el conector, simplificará las tareas de mantenimiento o verificación, necesarias cuando hay fallos.

Por último, hay soluciones domésticas para ocultar cables si el número de éstos es ya demasiado excesivo. Se trata de soluciones estéticas en forma de caja o cajón.