• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Etiquetas Termoadhesivas

Las etiquetas termoadhesivas se utilizan para marcar prendas de ropa y son muy fáciles de usar. Sólo es necesario aplicar calor durante unos segundos para conseguir una adherencia resistente y duradera.

¿Cómo funcionan las etiquetas térmicas?

Con las etiquetas termoadhesivas para ropa es posible marcar todo tipo de prendas para adultos y niños: camisetas, camisas, pantalones, gorras, guantes, jerséis, chaquetas, polos, ropa escolar o uniformes de trabajo. El nombre impreso en dichas etiquetas permite identificarlas y prevenir extravíos u olvidos por parte de los niños. Y, en el caso de los adultos, son muy prácticas para identificar uniformes de trabajo.

Las etiquetas termoadhesivas empleadas de forma más habitual son las etiquetas termoadhesivas para ropa escolar y para ropa de adultos. Su facilidad de uso, precio económico y practicidad convierten a estas etiquetas termoadhesivas en el mejor método para marcar ropa de forma segura.

Las etiquetas termoadhesivas se basan en la transferencia de calor, que en estos casos se suele producir mediante etiquetas termoadhesivas para planchar. En este tipo de transferencia térmica, el calor se propaga a través de un medio material por contacto directo entre sus partículas, cuando existe una diferencia de temperatura y hay un movimiento de dichas micropartículas. La ley de Fourier es la que explica esta transferencia por conducción, asegurando que la velocidad de conducción de calor a través de un cuerpo mediante una sección transversal es proporcional al gradiente de temperatura que hay en el cuerpo.

Estas etiquetas termoadhesivas se pegan por calor y tienen una de sus caras impregnada con cola o pegamento, que facilita la adherencia a los tejidos. Por lo general, las etiquetas termoadhesivas son imborrables y es muy difícil que se desprendan accidentalmente. Además, resisten el uso de lavadoras y secadoras y son muy duraderas.

Tipos de etiquetas termoadhesivas

Las etiquetas termoadhesivas en rollo son muy fáciles de usar y están especialmente indicadas para un uso frecuente para marcar ropa.

Las etiquetas termoadhesivas personalizadas incluyen detalles en forma de logos, dibujos o grafismos según el gusto particular de cada usuario. Los amantes de las manualidades disfrutan especialmente personalizando este tipo de etiquetas para la ropa de sus hijos o para sus propios uniformes de trabajo.

Hay también etiquetas autoadhesivas con símbolos que advierten de alergias.  Son etiquetas para avisar que los niños portadores de las mismas son alérgicos o intolerantes.

Las pegatinas termoadhesivas infantiles son etiquetas para ropa con dibujos infantiles. Con estas pegatinas es posible proteger la ropa de los niños. Estos dibujos pueden ser originales o hacer referencia a personajes populares del cine, televisión o cuentos.

Las etiquetas térmicas para impresora Zebra están especialmente diseñadas para el uso con esta clase de impresoras pequeñas, de sobremesa.

Las etiquetas térmicas directas se basan en la impresión térmica directa. Este tipo de impresión se produce cuando el cabezal de la impresora entra en contacto directo con la etiqueta. Así, una capa de la etiqueta térmica se vuelve negra según se va aplicando calor sobre la misma. Las etiquetas térmicas no deben ser expuestas al sol o fuentes de calor de forma involuntaria. La principal desventaja de este sistema es el rápido desgaste que produce en los cabezales de la impresora. Además, con el paso del tiempo las etiquetas se tornan amarillentas.

Las etiquetas térmicas 40 x 40  son etiquetas termoadhesivas de las dimensiones más utilizadas. Este formato es muy práctico y versátil y puede ser empleado en muchas aplicaciones.

Las etiquetas termoadhesivas con foto son empleadas, sobre todo, en ropa infantil. Son especialmente eficaces para ser empleadas en ropa de niños que no saben leer para que ellos mismos identifiquen sus prendas al ver su foto en las mismas. Cualquier objeto personal puede ser reconocido de forma casi instantánea gracias a estas etiquetas termoadhesivas con foto.

¿Cómo aplicar las etiquetas termoadhesivas sobre la ropa?

Aplicar las etiquetas térmicas sobre la ropa es un proceso sencillo y rápido.

Para aplicar las etiquetas termoadhesivas sobre la ropa, lo primero que hay que hacer es encender la plancha a temperatura media, sin agua en la misma. A continuación, debe despegarse la protección de la etiqueta adhesiva y colocar dicha etiqueta sobre el tejido mirando hacia arriba, permitiendo así leer el texto (imprescindible cuando se trate de un nombre y apellidos).

El siguiente paso es cubrir la etiqueta con el papel que suele suministrarse con las mismas y colocar la plancha sobre dicho papel, presionando de forma firme durante, al menos, 10 segundos. Es necesario pasar la punta de la plancha sobre los bordes de la etiqueta para asegurar su adherencia completa.

Por último, hay que dejar que la prenda de vestir se enfríe antes de utilizarla. Nunca hay que planchar de forma directa sobre la etiqueta, pues podría dañarse.

El fenómeno de termoadhesión ya explicado funde la etiqueta térmica con el tejido, de modo que se convierte la fijación en permanente.