• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Plastilina Para Bebes

La plastilina para bebés de 1 año, 18 meses o 2 años tiene como característica principal su seguridad: no es tóxica y es comestible. Play Doh es una de las marcas más reconocidas que comercializa esta clase de plastilina.

¿Cómo es la plastilina para bebés de 1 año, 18 meses y 2 años?

La plastilina para bebés debe ser blanda y no tóxica. Debe ser una plastilina comestible, fabricada con colorantes vegetales, pues los bebés tienden a llevarse todo a la boca e, incluso, a tratar de ingerirlo.

La plastilina para bebés es comercializada por marcas como Play-Doh aunque también hay muchos padres que se animan a fabricar plastilina casera para sus bebés de 1 año, 18 meses o 2 años.

 En bebés, la utilización de la plastilina les ayuda a empezar a desarrollar su motricidad fina y estimula su imaginación. Además, también contribuye a mejorar su concentración, una cualidad que se gana con la edad pero que debe ser fomentada desde las edades más tempranas.

Aún en bebés, la plastilina permite a los niños el contacto directo con un material que les ayuda a expresar su creatividad de forma inmediata. En el aprendizaje, la plastilina puede ser un valioso instrumento de expresión de los bebés.

Los niños más pequeños pueden iniciarse en el apasionante mundo de la creación con plastilina amasando y moldeando barras y pastillas, mezclando unas con otras y creando pequeños objetos. Objetos que, con el tiempo, irán alcanzado mayor complejidad y adquirirán formas de la naturaleza perfectamente reconocibles.

En el proceso de aprendizaje con la plastilina para bebés, padres y educadores juegan un papel fundamental. Han de saber orientar y ayudar a los pequeños en el uso del material y estimularles para que continúen explorando con la pasta de moldear.

Plastilina para bebés a la venta

Play-Doh vende un set con diversos botes de plastilina de colores indicado para bebés de 2 años. Con esta plastilina y sus accesorios, los niños pueden aprender a crear y reconocer colores y formas. Esta actividad les servirá para aprender a distinguir e interpretar tanto letras como números. Incluye 8 botes de plastilina de colores, 9 moldes y un libro de instrucciones.

Play-Doh también comercializa para bebés de 2 años el set “Aprendo letras y palabras”, compuesto por 6 botes de plastilina de colores con sus accesorios. Incluye moldes para hacer palabras  y letras.

En nuestra tienda online también está a la venta el súper cofre de Giotto para bebés, que incluye pasta moldeable para jugar, realizada a base de ingredientes naturales. Esta plastilina para bebés está elaborada con harina de trigo, agua y sal. Contiene 5 botes de pasta para jugar de 100 gramos, 1 espátula, 1 rodillo y una bolsa para guardar la plastilina después de una jornada de juegos.

Otro producto muy interesante para los más pequeños, a la venta en nuestra web, es el kit pasta blanda Dough, de Alpino. Incluye 6 botes, 10 moldes y un rodillo. Los colores de esta plastilina para bebés son surtidos. Además, el producto también contiene una guía pedagógica.

Por último, la marca SES Creative vende una pasta para jugar que está dirigida a bebés a partir de 1 año. Es comercializada como “la primera superpasta para jugar”. Se trata de una clase de plastilina hipoalergénica, que no contiene gluten. Incluye pasta amarilla, roja y azul, un martillo pequeño y un rodillo para alisar la masa. Para evitar que los bebés la ingieran, esta plastilina tiene un sabor muy salado.  Es de tacto muy suave y no se seca al aire. El fabricante recomienda almacenar esta pasta en un bote hermético, después de su uso.

Cómo hacer plastilina para bebés casera

Una de las ventajas de hacer plastilina casera para bebés de 18 meses, bebés de 1 año o bebés de 2 años es que es posible elaborar una plastilina comestible y de una consistencia muy blanda, que los niños podrán manipular y moldear con suma facilidad.

Una de las recetas para hacer plastilina infantil casera más sencilla incluye entre sus ingredientes 2 tazas de harina, 1 taza de agua, media taza de maicena, media taza de sal fina, 2 cucharadas de aceite, 2 cucharadas de zumo de limón y colorante alimenticio de colores.

El primer paso de esta receta de plastilina para bebés casera es tomar un recipiente y mezclar en él la harina, la sal y la maicena. A continuación, hay que añadir el limón, el aceite y el agua. El agua debe estar hirviendo. Después debes amasar la mezcla obtenida hasta lograr que tenga una consistencia homogénea. Dejas enfriar la masa y, por último, la divides en diferentes trozos. A cada uno de estos trozos o barras deberás añadirle el colorante alimenticio. Podrás añadir tantos colores como quieras. Para que el color quede distribuido de forma uniforme, tendrás que volver a amasar la plastilina, una vez añadido el colorante.

Para que la plastilina de bebés casera no se endurezca, es imprescindible guardarla en un bote hermético. Este proceso deberá realizarse cada vez que los niños jueguen con ella. 

Y si tienes niños en edad escolar, podría interesarte también la plastilina de arena y los utensilios plastilina, pues incrementan al máximo las posibilidades creativas de chicos y chicas de a partir de 3 años de edad.

La plastilina para bebés, junto a la plastilina escolar, es todo lo que necesitarás para mantener entretenidos a los más peques de la casa, mientras estimulan sus habilidades creativas.