• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Plastilina Que No Mancha

La plastilina que no mancha es muy fácil de moldear, es de tacto muy suave y esponjoso y pueden utilizarla con seguridad niños a partir de los 3 años. Aunque los niños la restrieguen por mil y un lugares de la casa o la escuela, no dejará ninguna mancha.

Plastilina que no mancha, ideal para incrementar las horas de diversión

Desde su creación a finales del siglo XIX, la plastilina ha evolucionado mucho. Se ha convertido en un juguete indispensable para los niños y en una herramienta de ayuda terapéutica. Y, como resultado de su gran popularidad, las marcas han apostado por investigar en nuevas fórmulas para obtener plastilinas cada vez más avanzadas tecnológicamente.

Fruto de esta inversión e investigación es la plastilina que no mancha, un nuevo tipo de masa muy moldeable que no deja huella y se caracteriza, principalmente, por su limpieza.

La plastilina que no mancha es un producto seguro para que jueguen y aprendan los niños: al no ser grasa, no importa que los niños dejen restos por alfombras, suelos, mesas, sillas o paredes, pues no dejará mancha.

Otra característica de este tipo de plastilina es que no se pega, una propiedad muy interesante para niños más pequeños pero que puede desesperar a otros de mayor edad y a padres que deseen realizar manualidades con ella.

Por otra parte, la plastilina que no mancha no se seca al aire, lo que constituye una interesante cualidad para proporcionar mucho tiempo de diversión.

Además, la plastilina que no mancha no es tóxica. Está libre de gluten y de alérgenos para evitar peligros por ingestiones accidentales de los niños más  pequeños. Sin embargo, siempre hay que recordar a los padres que, pese a tratarse de una plastilina comestible, no es un alimento.

Cómo hacer plastilina que no mancha casera

Hacer en casa plastilina que no mancha no es una tarea muy difícil si se cuenta con un ingrediente fundamental: la pasta de sal.

Para hacer plastilina que no mancha con pasta de sal hay que utilizar los siguientes ingredientes: harina, sal fina de mesa y agua.

En primer lugar, es necesario mezclar la sal y la harina en un recipiente y remover con una cuchara. Una vez removida esta mezcla, es el turno de añadir el agua: debe hacerse poco a poco para la masa no se pegue a los bordes. Si nos pasamos con la cantidad de agua, la masa quedará demasiado pegajosa, de ahí la necesidad de ir añadiendo el líquido elemento muy poco a poco.

El tercer paso de esta receta casera de plastilina que no mancha es amasar toda la mezcla. Debe ser amasada con las manos y un tiempo aproximado para hacerlo correctamente son 10 minutos.

Una vez amasado todo, la pasta resultante ha de guardarse en una bolsa de plástico, dejándola reposar durante una hora.

Para finalizar, ya puedes extraer la plastilina de la bolsa, cortarla en trozos y comenzar a hacer figuras. Si quieres que la plastilina sea de colores, deberás añadir colorantes vegetales.

Tipos de plastilina que no mancha

Jovi cuenta con plastilina de colores que no mancha, de buena calidad y dirigida especialmente a los niños a partir de los 3 años. Este tipo de plastilina está compuesta de pasta vegetal, su textura es muy firme y tiene gran volumen. Además, se trata de una plastilina que no mancha ni se seca. Es posible comprar esta plastilina que no mancha en una gran variedad de colores, desde azul hasta rojo, pasando por amarillo, fucsia, violeta, blanco, negro o rosa, entre otros tonos.

Otro tipo de pasta moldeable que no se mancha son las bolitas Play Foam.  Forman una masa homogénea que no deja restos, no se puede aplastar, estirar o separar. Como el resto de plastilina que no mancha, no son tóxicas y se comercializan en colores brillantes, como verde, rosa, malva, naranja o amarillo.  Además de su limpieza, no dejan olor. Son muy fáciles de recoger y, aparte de su función lúdica, constituyen una apreciada herramienta de relajación.

Para finalizar, Patarev es otra plastilina que no mancha ni se quiebra y que encanta a los niños. Está indicada particularmente para niños a partir de los 5 años y, entre sus propiedades, destaca la capacidad para mezclarse con varios colores. También rebota e, incluso, se puede perfumar. Es también una plastilina que no mancha sin gluten, apta para su uso por niños celíacos. Al ser una plastilina que no mancha, ni se pega a los dedos ni se adhiere a ninguna superficie, por lo que no deja restos.

La plastilina que no mancha Patarev se vende en frascos de 30 gramos. Incluye varios colores luminosos, 2 imanes, 2 llaveros, soportes para joyas y una guía con ideas para crear originales figuras de plastilina.  Los sets que comercializa esta marca son sets temáticos, para que el niño pueda elegir el que más le guste (el set de piratas es uno de los más solicitados).

Y, por último, otra plastilina libre de manchas que se ha posicionado con fuerza en el sector educativo es la arena cinética. Si quieres saber más sobre ella, pincha en el enlace. ¡No te la pierdas!

Si no quieres limitar la diversión de tus hijos, te dará igual si la plastilina mancha o no, así que en estos casos te recomendamos las pasta para modelar, disponible en color blanco, terracota y gris. Todas se secan a temperatura ambiente y pueden ser personalizadas con pinturas.