• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Papel Autocopiativo

El papel autocopiativo permite realizar copias sencillas y fidedignas de cualquier documento mediante presión. Es muy útil en oficinas y todo tipo de empresas para sacar copias rápidas de albaranes, formularios o tickets.

¿Qué es el papel autocopiativo?

La definición del papel autocopiativo explica que se trata de un papel tratado por una o ambas caras, empleado para obtener de forma simultánea una o más copias mediante una presión localizada.

El papel autocopiativo permite obtener copias de un escrito a máquina o a mano, sin emplear papel carbón. Este tipo de papel, también denominado papel químico, incluye una sustancia con unas microcápsulas capaces de copiar mediante presión o el impacto de una impresora.

Las hojas de papel autocopiativo deben colocarse en un orden preciso para obtener las copias deseadas: para hacer varias copias hay que contar con una primera hoja, que lleva las microcápsulas en el dorso, una segunda hoja, que  lleva en la cara superior una capa reactiva y en la inferior microcápsulas similares a la primera hoja y una tercera hoja, que sólo lleva estuco en la capa superior.  Cuando es aplicada presión sobre las microcápsulas de la primera hoja, éstas se rompen, transfiriendo las partículas reveladoras  al anverso con el revestimiento químico de la siguiente hoja. Así, el producto reactivo químico reacciona y forma una imagen en color negro intenso.

Los gramajes del papel autocopiativo suelen ser bajos, en torno a 55 gramos pero hay papeles de mayor peso, como los papeles autocopiativos para impresora de Xerox.

Entre las aplicaciones más frecuentes del papel autocopiativo se encuentran los tickets de compra. Cuando realizamos una compra en un comercio de cualquier tipo, lo habitual es que sea generado un ticket blanco con una copia amarilla, que se obtiene gracias al papel autocopiativo.

El papel autocopiativo para impresora

Hay papel autocopiativo especialmente diseñado para impresoras de inyección de tinta e impresoras láser. Con este papel autocopiativo es posible reproducir numerosas copias de facturas, albaranes, recibos, talonarios…

Uno de los autocopiativos más conocidos es el papel autocopiativo de Xerox. La multinacional especializada en soluciones de impresión digital comercializa un papel autocopiativo especialmente dirigido a crear formularios de empresa de varias hojas, en pequeños o grandes volúmenes. Se trata de un papel diseñado para impresoras láser y de gran velocidad donde se alcanzan altas temperaturas en el fusor e intervienen muchos rodillos de alimentación.

El peso del papel autocopiativo de Xerox es mayor que otros del mismo tipo, por lo que tiene más rigidez y el suministro de papel a la máquina es más sencillo.

Este papel continuo autocopiativo de Xerox puede emplearse tanto en prensas de offset mojado como offset seco y de impresión tipográfica.

Además, el papel autocopiativo de Xerox se comercializa en hojas individuales y en juegos de hasta cuatro hojas preclasificadas.

El papel autocopiativo de Xerox está disponible en papel autocopiativo a4 y a3.

Otra de las características de este papel autocopiativo para impresora láser es que no supone ningún riesgo para la salud, el medioambiente o la seguridad.

Consejos para imprimir papel autocopiativo de impresora

Si utilizas por primera vez papel autocopiativo para impresora, hay algunos consejos o trucos que puedes seguir y que te facilitarán el trabajo:

  • Extrae siempre las copias de la bandeja de salida sin modificar el orden en el que han sido expulsadas de la impresora;
  • Las hojas se suelen situar cara arriba pero, si la imagen se ha imprimido en la cara no marcada, tienes que colocarlas cara abajo;
  • Si el papel autocopiativo se traslada para la impresión de una sala a otra con condiciones de humedad y temperatura diferentes, hay que acondicionarlo al nuevo entorno antes de utilizarlo. Para ello, hay que esperar un período de tiempo, que puede variar desde 4 hasta 75 horas, en función de la diferencia de temperatura y los paquetes de hojas disponibles. Una buena medida para conservar el papel en condiciones perfectas es guardarlo en el envoltorio protector hasta su uso y volver a colocar en el paquete el papel autocopiativo que ha sobrado tras realizar un trabajo.
  • Antes de realizar una impresión de gran volumen, es mejor programar e imprimir un solo juego de papel autocopiativo de prueba;
  • Si hay un atasco, es importante mantener todas las hojas de un juego juntas. Tienes que comprobar la última hoja de papel autocopiativo de la pila de salida y asegurarte de que la siguiente hoja de la bandeja mantendrá el orden correcto. Puede que sea necesario quitar algunas hojas de la bandeja de alimentación para solucionar el problema.
  • Otra medida interesante es hacer una prueba de imagen. Haz una marca pequeña pero bien visible en la primera hoja del juego y, a continuación, comprueba que se ha copiado en las demás hojas. Así comprobarás que la impresión se va a producir en la cara correcta del papel.