• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Papel De Calco

El papel de calco se emplea para copiar dibujos o documentos de forma idéntica, en un proceso rápido y sencillo, pues sólo hay que reproducir los trazos del dibujo original. El papel para calcar es muy utilizado por estudiantes y por dibujantes que están empezando y necesitan ganar práctica y confianza en su nuevo oficio.

Propiedades del papel para calcar

El papel de calco es un papel de una textura muy fina que se usa para hacer copias de documentos originales  y dibujos. Es un papel translúcido, ideal para copiar pues pasa la luz a través de él. Se utiliza entre dos hojas de papel normal para conseguir copias del original. El papel de calco es un papel para calcar dibujos ideal y está cubierto con una mezcla de cera y pigmentos.

Los historiadores no se ponen de acuerdo sobre el origen del papel de calco pero algunas fuentes aseguran que el término “papel carbonatado” fue utilizado por primera vez en 1806, en Inglaterra, por un inventor llamado Ralph Wedgwood. Patentó una “Stylographic Writer” para ayudar a escribir a los ciegos, utilizando un punzón de metal, en lugar de una pluma. Un trozo de papel, empapado en tinta y secado, era situado entre dos hojas de papel para transferir una copia a la hoja inferior. Este papel impregnado en tinta lo utilizó años después Wedgwood como método general para copiar cartas y otros documentos.

Unos años más tarde, el italiano Pellegrino Turri inventó uno de los primeros modelos de máquina de escribir, que funcionaba con otro tipo de papel carbón. La idea de la máquina se le ocurrió al italiano para ayudar a su enamorada, una joven condesa que se había quedado ciega en un accidente. El papel carbón era el necesario para que la condesa ciega pudiera escribir con la revolucionaria máquina.

  • El papel de calco tiene unas propiedades principales, que le convierten en un material muy especial y que aconsejan su uso:
  • Es flexible;
  • Es blando;
  • Es resistente a químicos;
  • Es estable;
  • Fácil de pegar;
  • Sencillo de manipular y usar;
  • Seguro para la salud;
  • Impenetrable a gases y líquidos.

Tipos de papel de calco

El papel de calco blanco y el papel de calco amarillo son clases de papel de calco especialmente recomendados para tela. En función del color de dicha tela, se elegirá un papel de calco de uno u otro color. Los colores del papel de calco para tela más comunes son blancos y amarillos pero también pueden ser, por ejemplo, rojos o azules.

El papel de calco también es un papel para calcar patrones. El papel de carbón para patrones es un papel especial para costura. El más demandado es de tamaño grande, de 80 x 60 cm.

El papel calca vegetal es un tipo de papel muy resistente a la humedad y a las altas temperaturas. El más habitual es transparente, de tono blanco azulado aunque también lo hay de colores. Es perfecto para calcar diseños gráficos y dibujos técnicos, entre otros. Es, además, un papel calco para imprimir, tanto offset como serigrafía.

El papel de calco al agua se suele emplear para imprimir calcomanías. Puede ser aplicado al agua sobre vidrio, metal, cera, etc. Flexible y elástico, también puede ser empleado sobre superficies curvas. Es posible encontrarlo transparente, para soportes blancos o claros,  o con base blanca opaca, para superficies oscuras.

Cómo se usa el papel de calcar

Para usar el papel de calcar en la copia de un dibujo hay que seguir una serie de pasos:

En primer lugar, es importante colocar el dibujo que quieres copiar sobre la mesa y fijar las esquinas con cinta adhesiva. El papel de calco hay que situarlo encima de este dibujo.

Con un lápiz de grafito, tienes que dibujar el contorno del dibujo. No es necesario fijarse ahora en el sombreado pero sí en los detalles del contorno.

Después de terminar de calcar el dibujo, debes quitar la cinta adhesiva y mover a uno y otro lado el papel de calco. A continuación, con un papel de grafito suave, sombrea el área en torno a las líneas dibujadas en la cara posterior del papel. Hay que añadir una capa gruesa con el lápiz de grafito.

El siguiente paso es ajustar el papel de nuevo. Con el papel final donde quieres transferir el dibujo, utiliza otra vez cinta adhesiva para pegarlo al escritorio. Mueve el papel de calco para que el dibujo quede boca arriba.

El contorno final se consigue, para acabar, tomando un lápiz afilado y perfilando, una vez más, el contorno del dibujo, presionando con cierta fuerza sobre el papel. La presión es necesaria para realizar la transferencia al papel final. Por último, dibuja alrededor de la imagen hasta completar el contorno.