• Envío Gratisen pedidos +29€
  • Pagos Seguroscertificado SSL
  • Devolucionessin problemas
  • Primeras Marcas100% garantizado
PRODUCTO AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE

Cajitas

Las cajitas de cartón se emplean para hacer todo tipo de regalos. Aunque las cajas de cartón son las más comunes, también hay cajas de plástico, papel o madera ideales para regalar

Encuentra en nuestro catálogo online la cajita que estabas buscando

Las dimensiones de las cajas pequeñas son muy diversas pero su característica común es que se emplean para guardar y presentar regalos de reducido tamaño. Estas cajitas buscan como principal finalidad sorprender y agradar a los receptores. Para ello cuentan con vivos colores, originales diseños y las más variadas formas.

 Las cajitas pequeñas para regalos son indispensables en bodas, comuniones, bautizos, cumpleaños y aniversarios. En las bodas, estos recipientes pueden contener las tarjetas de invitación, detalles para los invitados o los regalos para los contrayentes.

Las cajitas kraft son baratas y de uso común y tienen la ventaja adicional de ser muy fáciles de personalizar.

Las formas más comunes de estas cajitas son cuadradas o rectangulares pero también las hay con formas de almohada, cilíndricas o circulares.

Antes de elegir tus cajitas pequeñas, ten presente qué objetos vas a introducir en ellas, qué características de seguridad y protección deben llevar, qué número de cajitas necesitas y de qué presupuesto dispones.

En lo que respecta a colores, los más de moda son tonos pasteles, luminosos y llamativos. Azules, rojos, rosas, morados, verdes… son colores muy frecuentes en las cajitas pequeñas de cartón y en las cajas pequeñas decoradas.

Tipos de cajitas

Las cajas pequeñas para regalos son las más utilizadas. El cartón es el principal material con el que se fabrican estas cajas. Son cajas kraf marrones o de colores e incluyen detalles personales para hacerlas más atractivas. Estilográficas, rotuladores, joyas, bisutería, velas, libros, CDs, DVDs, tarjetas… son guardadas en esta clase de cajas.

Las cajas pequeñas decoradas son adornadas en muchas ocasiones por los propios usuarios. Se trata de cajas con etiquetas y otros detalles que les convierten en cajas personalizadas.

Las cajas pequeñas para correos  están pensadas para ser enviadas por correo normalizado, ahorrando así costes. Las hay con cierre autoadhesivo para más seguridad y deben cumplir con las condiciones de peso y las dimensiones marcadas por Correos y Telégrafos. En los últimos tiempos están en alza las cajas pequeñas para correos ecológicas, elaboradas con materiales reciclables. Estas cajas son fáciles de montar y resistentes a golpes.

Las cajas pequeñas de madera pueden utilizarse como joyeros. Algunas están ya decoradas y otras están elaboradas en madera natural, especial para manualidades.

Las cajas pequeñas de seguridad son cajas macizas electrónicas para guardar objetos de valor o dinero. Las hay con cierre de combinación con melodía y voz para los niños.

Las cajas pequeñas de plástico pueden ser transparentes, permitiendo ver lo que hay en su interior. Una de las principales ventajas de estas cajas es que son apilables. Además, son rígidas y resistentes.

Cómo hacer una caja pequeña de cartón

Si quieres hacer una cajita de cartón con tapa, necesitarás una serie de herramientas. En primer lugar, tendrás que decidir qué tipo de cartón utilizas. Recomendamos emplear cartón corrugado u ondulado. No necesitarás mucha cantidad pues aquí el objetivo es obtener una caja pequeña para regalo.

Los materiales que necesitarás son papel y lápiz, una cinta métrica, regla, escuadra, cutter, plancha de corte, pistola para cola termofusible, tijeras, cinta adhesiva y pinzas.

En primer lugar, deberás hacer un boceto de la caja que quieres conseguir y tomar las medidas de la estantería o hueco donde colocarás la caja. Al ser una caja pequeña, si buscas un hueco será fácil encontrarlo con las dimensiones necesarias y, además, seguramente no necesitarás hacer este paso pues la cajita probablemente irá colocada encima de un aparador, escritorio u otro tipo de mesa.

El siguiente paso es uno de los más importantes pues se trata de dibujar las bases de la cajita en el cartón y cortarla con la regla y el cutter encima de la plancha de corte.

Y, a continuación, revisa que todas las piezas tienen las medidas correctas antes de proceder a pegarlas. Una vez comprobado, ya puedes pegarlas con la pistola de cola termofusible. Al pegar las piezas es importante que las mantengas cada pieza inmóvil y en su sitio los segundos que tarde en enfriarse el pegamento. Empieza a pegar la pieza frontal y sigue con las piezas laterales.

Uno de los últimos pasos es pegar la tapa, siguiendo el mismo proceso que el paso anterior. Es muy importante que la tapa encaje bien para que todo el conjunto quede perfecto.

Para finalizar, ya sólo quedará reforzar los cantos de la cajita y hacer la bisagra. Montar la bisagra tiene algo más de dificultad pero no te será complicado si empleas pinzas de la ropa para mantener unidos los bordes traseros de caja y tapa mientras se seca el pegamento. La articulación de la tapa a la caja la conseguirás con tres tiras de cinta adhesiva.

Y una vez elaborada tu cajita pequeña para regalo, ya sólo te quedará decorarla y personalizarla a tu gusto, pintándola y añadiendo detalles decorativos.